Blogia
ehdaroca

El pozo de San Vicente

El pozo de San Vicente

Este pozo que veis en la fotografía es una de las estaciones a las que llegaron los alumnos del jerónimo Blancas conducidos por la gymkana por Daroca, es el pozo de San Vicente.

 Cuenta la leyenda, que San Valero y su diácono San Vicente iban de Zaragoza a Valencia cuando se detuvieron en Daroca. Allí, San Vicente, para aliviar la sed de San Valero que había caído desfallecido a causa del calor, tocó por tres veces el suelo con el cayado, brotando de inmediato un chorro de agua fresca. Ante tal prodigio, varias personas se convirtieron al cristianismo y en aquel lugar se construyó un pozo, llamado desde entonces de San Vicente, en la calle de la Grajera, el cual nunca se ha secado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres